• Sara Carmona

Alimentación equilibrada ¿CÓMO?

¿Se puede llevar una alimentación equilibrada durante la cuarentena?

¿Cuántas veces hemos oído frases como?: Vamos a acabar saliendo de casa rodando, seguramente haya engordado 4kg, no paro de comer,… Bueno yo la primera, ¡me encanta la comida! Pero para evitarlo, intento mantenerme activa haciendo diferentes entrenamientos y controlando más o menos la alimentación. Llevamos más de un mes confinados y muchos habéis descubierto vuestro lado cocinitas, con la de miles de recetas que podemos encontrar en las redes sociales y la pinta que tiene todo… :P.


Lo más importante para conseguir que una alimentación sea equilibrada es que sea:

- Suficiente: Moderar las cantidades consumidas para mantener el peso adecuado y evitar la obesidad y sus consecuencias.

- Variada: Que incluya alimentos de los principales grupos (cereales, frutas, hortalizas, carnes, aceites, lácteos, pescados, huevos, azúcares,…) ya que los nutrientes se encuentran distribuidos en los alimentos y pueden obtenerse a partir de muchas combinaciones entre sí.

- Saludable: Mantener un balance adecuado, para que el consumo excesivo de un alimento no desplace o sustituya a otro también necesario.

Si cumplimos con estas tres características en nuestra alimentación, nos aseguraremos un óptimo estado de salud sin caer en las temidas tentaciones ni el picar durante todo el día. Está demostrado que una alimentación inapropiada es uno de los principales factores que determinan el desarrollo de enfermedades crónicas (cardiovasculares, obesidad, diabetes,…).



Es importante incluir en nuestra dieta HIDRATOS DE CARBONO, GRASAS, PROTEÍNAS, VITAMINAS, MINERALES sin dejar de olvidarnos de una BUENA HIDRATACIÓN.

Muchas personas piensan que no hay que comer grasas, que hay que comer mucha proteína y que los hidratos deben ser escasos, pero no es así. TODO es necesario para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. El secreto está en saber cómo, cuándo y en qué cantidades comer cada cosa a lo largo del día.


Es cierto que cada persona es un mundo, por eso no debemos compararnos con los demás ni utilizar la misma dieta que el amigo. No todo es válido para todos ya que un alimento puede afectar de distintas formas en una persona que en otra. Todo el mundo tiene un gasto calórico distinto según la actividad física que practique, las calorías que ingiere, etc. Mucha gente lo desconoce y hay que tenerlo en cuenta: el METABOLISMO BASAL.


¿Qué es?

Es el consumo energético que gastamos cada uno de nosotros en reposo. Al ser este consumo distinto en todas las personas, los resultados entre dos personas que comen y practican una actividad física similar también serán distintos. Todos tenemos necesidades basales diferentes según el sexo, edad, superficie corporal, etc.

Yo siempre recomiendo acudir (más bien de manera online tal y como está la situación actual) a un especialista que ayude a entender y a pautar de manera personalizada, al menos al principio, para saber llevar unos hábitos saludables.


Si hablamos de la alimentación en el deporte, debemos adecuarla para obtener un rendimiento óptimo. No podemos comer lo mismo practicando deporte que sin hacerlo. Gastaremos más o menos calorías dependiendo de la intensidad, la duración, el tipo de entrenamiento (HIIT, cardio, yoga,…). Por eso es importante llevar una alimentación adecuada a nosotros y al momento en el que vivamos.

Eso sí, tampoco hay que obsesionarse y disfrutar de los caprichos de vez en cuando que nos ayudan a liberar nuestra mente y nos aportan sensación de bienestar.


Seguimos ¡ARRIBAAA!

#ArribaEnCasa