• Sara Carmona

¿Cómo mantener la motivación y confianza en uno mismo?

Hoy es un día importante para nosotras, pero en realidad me gustaría deciros QUE CADA DÍA DEBERÍA DE SERLO y celebrarlo como se merece.


Me gustaría hablaros sobre la motivación y que reflexionarais sobre: ¿Tienes la sensación de que tu vida está sumida en la rutina? ¿Qué un día es igual al otro? ¿Tienes la sensación de no alcanzar tus objetivos vitales? ¿Qué todo lo que te propones queda en simples declaraciones de intenciones?


Existen multitud de pensamientos que nos bloquean y nos impiden evolucionar. Pensamientos que se repiten y no nos dejan ver que la vida es mucho más. Las excusas, los miedos, la incertidumbre, la falta de motivación se instauran en nosotras para impedirnos avanzar, para mantenernos en la «zona segura», pero es en esa zona donde nos sentimos vacíos. Un vacío que a medida que pasa el tiempo afecta a distintos ámbitos de nuestra vida.



Necesitamos pequeños retos para seguir creciendo, querernos y conseguir lo más valioso: vivir una vida plena y ser felices. Y hoy puede ser ese gran día, tu gran día, ese día en el que has aceptado ese reto. Ese pequeño gran reto que te permitirá romper las barreras de toda una vida.


Aquí va mi primera aportación: Es muy importante fijarse un objetivo realista. Realista no es sinónimo de fácil. Si no tuviese un punto de superación, de dificultad, dejaría de tener interés.


Debes buscar encender tu motor vital. Que te sientas viva y motivada durante todo el proceso. De esta forma, disfrutarás del camino a medida que vayas superando cada una de las etapas necesarias para conseguirlo. Igualmente, los inicios siempre son duros. En muchas ocasiones, todo es nuevo y no sabemos a qué nos estamos enfrentando, pero te diré que te sorprenderás de tu capacidad de superación. Solo debes confiar en ti.



La confianza en uno mismo es la base de cualquier éxito y la mejor herramienta para provocar el cambio y mejorar nuestro bienestar. Aunque es posible que aparezca el miedo y la incertidumbre de no saber qué va a pasar. Estas emociones nos generan malestar e inseguridad durante el proceso, por lo que es importante disfrutar y valorar cada paso alcanzado. El auténtico logro, tu regalo, es la suma de todos los momentos vividos. El último, la consecución del reto, será uno más que añadir a todos ellos. Recuerda, lo importante no es la meta, sino el camino que recorres.



Déjame ayudarte, consigue mi libro -¡ARRIBA! El reto eres tú- y demuéstrate a ti misma que puedes con todo lo que te propongas 😊