• Sara Carmona

SUELO PÉLVICO E HIPOPRESIVOS

Actualizado: mar 23

El suelo pélvico, a pesar de ser una de las partes más importantes del cuerpo, sigue siendo el gran desconocido.


¿Qué es?

El SUELO PÉLVICO es un conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que se encuentran en la base de la pelvis. Se incluye dentro del sistema core, los músculos profundos que forman las paredes que “encierran” nuestro tronco: el abdomen, el diafragma, los oblicuos, la musculatura lumbar y el suelo pélvico.

Su función más conocida es la de retener las vísceras del abdomen y la pelvis, es decir, sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor.


Así pues, es el responsable de controlar la continencia urinaria y anal. Se trata de un juego de presiones, cierres y aperturas, que nos permite retener o evacuar la orina y la bola fecal. Pero este proceso de contracciones no es innato, sino que es un aprendizaje que hemos hecho cuando comenzamos a dejar de utilizar el pañal y se ha convertido en un impulso natural de nuestro cuerpo.



¿Cuántos de vosotros trabajáis el suelo pélvico?

Por desgracia es algo que nos olvidamos y es MUY IMPORTANTE para evitar incontinencias, dolor pélvico, estreñimiento, dificultad para orinar, impotencia y dolores o falta de sensibilidad en las relaciones sexuales… .

A todos nos afecta y por ello este tipo de ejercicios (método LPF - hipopresivos) no solamente van orientados a mujeres después del parto (que es lo que normalmente hemos escuchado), si no que también para hombres con dolor pélvico y ¡DEPORTISTAS!


A continuación os dejo un vídeo con ejercicios prácticos y explicación de lo que son los hipopresivos para trabajar el suelo pélvico y fortalecerlo.



Los HIPOPRESIVOS son un tipo de ejercicios basados principalmente en la contracción isométrica de la musculatura profunda abdominal, en el que hay tensión muscular, pero no hay movimiento.


Sus OBJETIVOS principales son:

- Tonificar la musculatura abdomino-perineal.

- Aportar mejoras posturales.

- Prevenir todo tipo de hernias.

- Regular y/o mejorar los parámetros respiratorios.

- Prevenir y/o reducir los síntomas de incontinencia.



Ya veis la de beneficios que nos aportan este tipo de ejercicios y espero que los pongáis en práctica. Eso sí, con la supervisión de un profesional certificado.


Así que cuídate, la SALUD es lo más importante para poder seguir haciendo lo que más nos gusta.

¡¡¡ ARRIBAAA!!!