Buscar
  • Sara Carmona

Corazón abierto

La parte que llevo más escondida, pero no os voy a engañar, LA QUE LE DEDICO MÁS HORAS AL DÍA: la dirección y la docencia de ciclos formativos de deporte. Esta es mi otra vocación, enseñar y seguir formando a futuros técnicos de la actividad física.


Esta parte de mi profesión ME ENCANTA, la de dar clases, charlas y conferencias, siempre intentando compartir con todos vosotros lo que he aprendido y lo que aprendo día a día.




La enseñanza es otra parte de la educación del DEPORTE. Muchas veces incluso más agradecida e importante que la enseñanza física sin más, ya que puede ser el INICIO de alguien en la práctica de actividad física o deportiva, o incluso el inicio de un proyecto personal y/o profesional, gracias a ese punto motivacional y esa manera de transmitir valores, experiencias y consejos.


Es el momento de poder COMPARTIR porqué me llena tanto lo que hago, porqué hago lo que hago y porqué es MI PASIÓN. Es el momento de EXPLICAR quien soy y qué he hecho para llegar a ser la persona que soy hoy y cuál ha sido el camino y estrategias escogidas para alcanzar mis objetivos.


El deporte no solo se aprende practicándolo. Hay muchos contenidos, estrategias y aspectos que son necesarios e interesantes trabajar en un aula para poder después llevarlo a cabo sin ningún problema en la “pista”.


Hay una frase que me motiva mucho y que me repito cada vez que me tengo que poner delante de gente y me gustaría compartir con vosotr@s:


“La enseñanza que deja huella

no es la que se hace de cabeza a cabeza,

sino de corazón a corazón”


-Howard G. Hendricks-


Y es verdad. No por mucho saber vas a entender lo que digo… Saber mucho no sirve demasiado si no sabes transmitirlo y llegar a las personas. Las palabras se las lleva el viento si no captas la atención de la gente y por lo tanto, esa huella que deberías dejar cada vez que te subes a una tarima para explicar algo, se borra y desaparece. Y de ahí que personas con una formación exquisita, “fracase” o no llegue a su objetivo. En la docencia y en la enseñanza, se debe enseñar con y desde el corazón y eso es lo que intento hacer. ¡Y espero estar consiguiéndolo!


Muchas de mis charlas van acompañadas de dinámicas de grupo, actividades, ejercicios para que sea más activo, más cercano a lo que hacemos y sobretodo más dinámico. Me gusta buscar experiencias nuevas y que la gente las viva conmigo, pero también con otras personas que acuden con las mismas inquietudes y necesidades.


La BUENA ENSEÑANZA es aquella que

promueve el desarrollo PERSONAL,

PROFESIONAL y SOCIAL.


Espero que este post os ayude a conocerme un poco más, os empuje a estudiar si os lo estáis planteando pero aun tenéis dudas, y os ayude a enfrentaros a ese miedo escénico que existe a veces al hablar en público.


Nunca sabes a quién puedes estar ayudando compartiendo tus experiencias.


¡ARRIBAAA!